Cómo organizar una boda ecológica

No hay mejor mes que agosto para adentrarnos en el mundo de las bodas eco. Una tipología de boda que está pegando muy fuerte en los últimos tiempos. Por ello, hoy os desgrano punto por punto en qué consiste.

Agosto es el mes en el que disfrutamos por excelencia de la naturaleza y de un merecido descanso tras un duro año de esfuerzo y trabajo. El momento perfecto para plantearnos la siguiente pregunta: ¿somos realmente conscientes de la importancia que tiene en nuestras vidas la naturaleza y el medio ambiente?

Con el paso de los años, la sociedad ha ido concienciándose de su cuidado y preservación, trascendiendo su deterioro llegando a integrar acciones eco incluso en las bodas.

Así, si queréis realizar una boda ecológica, también conocida como ecoboda o boda eco-friendly, estos son los aspectos esenciales que tenéis que tener en cuenta.

1. Localización

Las bodas ecológicas se suelen llevar a cabo en lugares al aire libre, donde se pueda disfrutar de la naturaleza en su pleno apogeo. Los lugares más comunes para las ecobodas son fincas, casas rurales o jardines. No te pierdas el post 9 fincas con encanto en Madrid (o cerca) para descubrir localizaciones de 10.

Si también queréis evitar al máximo la utilización de la luz artificial y aprovechar la natural, optad por una boda de mañana o usad velas, que además aportarán un ambiente muy íntimo y acogedor.

2. Papelería

Una de las mayores preocupaciones de los ecologistas es la excesiva tala de árboles. Por ello cuando comencéis a organizar vuestra boda, el primer paso será elaborar las invitaciones.

Podéis enviar la vuestra por email o elaborar una sencilla web en la que se incluya toda la información de la boda. Si os parece demasiado frío (yo jamás prescindiría de una invitación física) siempre podéis adquirir invitaciones en papel reciclado y utilizar la menor cantidad de tinta posible. ¡Cuenta con InvitArte para tus invitaciones de boda eco friendly!

3. Vestido de novia

En la mayoría de casos, los vestidos de novia tienen un elevado precio y nada más que un uso. Podéis venderlo y donar su importe a fundaciones que destinen sus esfuerzos a conservar el medio ambiente.

Los tejidos que se hayan utilizado en tu vestido de novia, también determinarán si tu traje es ecológico o no. Si queréis que lo sea apostad por fibras naturales como el algodón orgánico, de cáñamo o de textil reciclado o seda.

Si necesitáis inspiración no os perdáis el post los vestidos de novia sostenibles de Ernesto Terrón, ¡una gran recomendación!


4. Gastronomía

Este es uno de los detalles donde podremos determinar el cariz ecológico de una boda. Al igual que en prácticamente todas las ciudades existen locales y restaurantes que ofrecen comida ecológica, vosotros podréis hacer lo mismo con la boda.

Escoged un catering que esté familiarizado con esta temática, que utilice ingredientes orgánicos y alimentos y vinos de cosechas ecológicas. ¿Nuestra recomendación? ¡Medems Catering!

En cuanto a los menajes apostad siempre por la vajilla convencional y servilletas de tela y huid en la medida de lo posible de utensilios de plástico u otros productos desechables.


5. Decoración

Dejad que vuestra imaginación vuele a la hora de escoger la decoración de la boda. Escoged materiales y elementos reciclados o reutilizados para lograr que tu boda sea 100% ecológica.

Podéis utilizar retales de tela, velas de cera orgánica, frascos de vidrio, latas, cajas de madera, guirnaldas…Perfecto para bodas de estética vintage.

Para las flores también puedes optar por las propias del entorno donde se celebre la boda u otras que sean de temporada y plantas con raíz para poder trasplantarlas después. Las grandes floristerías con invernadero propio como Pando Floristas, son una buena opción.


6. Regalos para invitados

Actualmente existen multitud de opciones en el mercado a la hora de tener un detalle con tus invitados. Estos son algunos ejemplos: chocolates orgánicos, velas, jabones, tarjetas de papel reciclado…


7. El transporte

Este es uno de los aspectos clave y es que para reducir la contaminación lo ideal sería utilizar un transporte público como el autobús o para los más animados ir en bici o incluso a pie dando un paseo si las circunstancias lo permiten.

8. Luna de miel

Una luna de miel sostenible es posible eligiendo un destino que gestione de forma adecuada los recursos de su entorno.

Está en nuestra mano hacer de nuestro planeta un mundo mejor, por ello os animo a que tengáis en cuenta estos detalles a la hora de organizar vuestra boda.

Como decía Vincent van Gogh, “si realmente amas la naturaleza, encontrarás la belleza en todas partes” por lo tanto, ¡no os olvidéis de cuidarla!

Un beso, Ana. 

Créditos de fotos: Seven Weddings (portada), Comité Fotográfic (1), InvitArte invitaciones por Natalia Ibarra (2), Esif fotografía (4) y Fotocracia (7).