En el taller de Sole Alonso

Mano a mano en el taller de Sole Alonso. Descubre conmigo algunos trabajos de esta fantástica diseñadora y todos sus secretos.

Sole Alonso Vega de Seoane se introdujo muy pronto en el mundo de la moda, a los 17 años ya colaboraba codo con codo con su madre y sus tías en Friki, hasta convertirse en la diseñadora de todas las prendas de su emblemática y desaparecida tienda de la Calle Velázquez.

En septiembre de 1998 abre su propio estudio en la Calle Columela 11 de Madrid donde, junto con Amalia Alonso, su hermana y más fiel colaboradora, atiende a todas sus clientas personalmente.

0207[2]

la foto 5 (6)[1]

Desde allí colabora para Friki, los hnos. Cornejo y Miguel Palacio. Hay que decir que para este último dirigió su taller de alta costura, realizando en su taller todos los modelos de la firma de Miguel Palacio.

la foto 3 (2)[1]

s2

En una conversación de tú a tú, Sole Alonso me confiesa que fue organizando su propia boda cuando descubrió su pasión por el mundo nupcial, por ello me cuenta que es fundamental saber escuchar a las novias y aportar ideas a aquellas que lo necesiten. “Ellas me tienen que decir lo que quieren, y yo les doy lo que verdaderamente no saben que quieren”.

Pero lo más importante es disfrutar con el proceso de creación. Las pruebas han de ser apeticibles, entrañables, animadas, etc. Y nada más terminar mirar el calendario esperando que llegue pronto la siguiente y no la última.

¿Su punto fuerte? El mejor, que no es otro que saber plasmar la personalidad de la novia en cada traje.

Actualmente le encanta el crepe de seda mate y ligero, “porque puedes hacer con él lo que quieras, desde trajes presuntuosos a otros más sencillos”. Este vestido de a continuación, a mí, personalmente, me ha enloquecido.

Novias Sole Alonso

0076[1]

0309[1]

Le fascina mezclar telas. Mejor dicho, le divierte y le fascina mezclar telas, a partes iguales.

Cree firmemente en esas épocas pasadas que crearon tendencia, y considera que la nueva moda nupcial se incluna hacia los años 30 con aires elegantes y sobrios, y los años 60 tipo Givenchy más moderno.

Se le vienen también a la mente los camisones de antaño, y ello le evoca la película Orgullo y Prejucio.

boda4[1]

s1

Le encantan los cinturones, y rara vez encontrarás en su taller algún detalle en plata, todo reluce y es dorado en su espacio de creación.

A mí me imagina con un crepe años 30 con reminiscencias de los 20 muy pegado al cuerpo por delante y con una espectacular caída lánguida en su parte de atrás. Lo mismo podría posar con la gran cola que moverme con ella con gran soltura. La imaginación no hace daño a nadie.

Jugaría con el crepe en mate y brillo, mezclando ambos acabados para terminar añadiéndole un toque de encaje antiguo. Yo cierro los ojos y lo cierto es que no me cuestra trabajo visualizarlo.

Imagen 6[1]

Imagen[1]

Estos son sus datos de contacto:
Calle Columela 11, bajo derecha, Madrid.
citas@solealonso.com // 915768390

Sole Alonso se siente muy orgullosa de la satisfacción de sus clientas y yo me siento impaciente por mostraros una sorpresa que he trabajado con ella. ¿Intrigadas?

Un besote, Ana.