Isabel Nuñez: La nueva promesa nupcial

Tiene 23 años pero todo el futuro por delante. Descubre conmigo a esta nueva diseñadora que ha entrado en el mercado nupcial pisando muy fuerte.

La Champanera Inunez

Su primer contacto con las novias fue hace ya 6 años, de la mano de Alma Aguilar. En aquel momento nada le hacía presagiar que su primer diseño de novia le iba a enganchar para siempre, en este mundo se siente satisfecha y feliz de poder realizar el traje más importante de la vida de muchas mujeres.

Isabel Nuñez - La Champanera

Recuerda aquel primer vestido de novia con mucho cariño, ese que inevitablemente marcó un antes y un después en su carrera. Aquel año realizó 2 vestidos más de novia, pero en lo que llevamos de este ya van 34.

18

5

2

Más de la mitad de las novias que llaman preguntan por este vestido con el que Isabel se estrenó, aunque a ella realmente lo que le gusta es bocetar para cada novia, con el único objetivo de sacar lo mejor de cada novia.

8

7

Confiesa que realmente cree que las novias se han quedado a su lado, después de visitar otros talleres, por la cercanía y la confianza que su atelier transmite. Sus clientas, más bien jóvenes, la eligen a ella por sus líneas frescas, sutiles, rejuvenecedoras y nada recargadas.

Isabel es un híbrido muy bien conjugado, es clásica y moderna al mismo tiempo. Atemporal, contemporánea y divertida.

3

6

17

Le pregunto si encuentra mucha diferencia entre diseñar en color a diseñar en blanco. Y es que, con el blanco pueden perderse muchos detalles salvo que tengas la oportunidad de poder apreciar el traje de cerca.

Es complicado por eso, porque cuando se dibuja a lápiz (en blanco y negro, en definitiva), las aplicaciones del traje parecen más importantes, parecen más de lo que luego efectivamente se van a ver. Así, entre lo invisible y lo excesivo hay una peligrosa y delgada línea. Isabel dictamina con sabiduría que un traje de novia 100% blanco hay que diseñarlo con una visión de cerca y de lejos.

14

15

16

Su tela fetiche es el crêpe de seda, le encanta trabajar con tejidos ligeros y buena caída, y es que todas sus novias tienen un denominador común: quieren sentirse cómodas.

Otras telas, como el mikado o los brocados pesan demasiado, y ellos los sustituye por seda rústica y tejidos con la trama más gorda, de lino y seda por ejemplo.

Foto 5 INUNEZ

Hablando de telas se ve que entiende, que las conoce y que le apasiona lo que hace.

Isabel boceta en exclusiva para La Champanera. Se inspira en el verano y en los campos tiroleses de Austria, y en esa inspiración surje un vestido de aire onírico realizado en capas de chifón de seda sobre crêpe, fresco y con mucho movimiento. Como toque final, pétalos de chifón bordados en el escote y en el fajín junto con cordón rústico de seda en diversos tonos crema. ¿Qué os parece?

11

A pesar de su corta edad, no le falta razón en ninguna de sus afirmaciones. Por lo general, pocas novias se salen de la normalidad porque sienten miedo a llamar la atención. Quieren que su vestido guste no solo a ellas sino a todo el mundo. La novia extravagante es la excepción, no la regla. “El vestido más loco que vaya a hacer aquí creo que va a ser el mío.” me confiesa Isabel entre risas.

12

La Champanera: “Isabel, ¿dónde te ves dentro de 10 años?”
Isabel: “Me conformo con poder vivir de mi trabajo y mejorar mi maestría año tras año.”

9

13

Y es que entre los grandes se van abriendo paso nuevas promesas, y ellas también tienen cabida en @LaChampaneraLW.

Foto 2 INUNEZ

Enhorabuena Isabel, ¡sigue así sin que nada te detenga!

Su estudio se encuentra en la calle Don Ramón de la Cruz 46 (Madrid), podéis localizarla en el 699093777 o en info@inunez.es.

Un besote, Ana.