Una sesión de fotos La Champanera. “La Princesa Prometida”

Me vais conociendo un poco y sabéis que no paro, soy 100% adicta a la actividad y a los retos. El verano se presentaba bastante tranquilo, por lo que decidí animarme a organizar una sesión de fotos muy nupcial. ¿Quieres saber más?

Me había picado el gusanillo con la sesión de fotos en la que había colaborado con Lorenzo Caprile y d-photo.es, así que creí oportuno repetir la experiencia de la mano de los mejores.

La Champanera

La Champanera

La Champanera

No hay un buen reportaje fotográfico sin un buen fotógrafo, por lo que sin dudarlo un solo instante me puse de inmediato en contacto con Isabel, la artista que encuentras tras el objetivo experto en bodas de d-photo.es, ella que tanto me ha apoyado y animado en el último año.

Ya os he contado que había colaborado con d-photo.es en la sesión con mi amigo Lorenzo, y lo cierto es que su trabajo es impecable. Y no solo la he visto a ella y a su compañera María trabajar en directo, sino que me he empapado de arriba a abajo sus álbumes de reportajes que son, sencillamente, exquisitos. ¡Por cierto! d-photo.es está de estreno, no te pierdas su nueva web y su nuevo blog.

De sobra sabéis que yo jamás os recomiendo nada que yo misma no fuera a contratar a título personal, el objetivo principal de este blog es ayudaros a elegir correctamente a los proveedores de vuestra boda, nada más ni nada menos.

La Champanera

La Champanera

En este proyecto no podía faltar Paula Canellada, arquitecta de profesión y autora de Tocados Le Touquet por devoción. Apenas conocía personalmente a Paula, pero su trabajo me tenía absolutamente fascinada, debía estar en la sesión sí o sí, incluso antes de tener confirmado al diseñador de los trajes de novia. Paula, que es todo simpatía y amor, rápidamente se entusiasmó y se motivó con el proyecto y ella de tal manera que se puso manos a la obra para crear piezas nuevas y exclusivas para nuestra sesión de fotos.

La Champanera

La Champanera

La Champanera
La Champanera

La Champanera

Enseguida me puse en contacto con Sole Alonso para los trajes de novia. Tenía ganas de trabajar con ella porque aún no había publicado, extrañamente, nada de su trabajo en @LaChampaneraLW. Ni corta ni perezosa le presenté el proyecto y la idea le encantó desde el primer momento, tanto como a Isabel y a Paula.

Varias veces visité su taller para la elección de los trajes y no fue en absoluto tarea fácil, ¡me los hubiera llevado todos!, ¡todos sin excepción!. Al final me decidí por vestidos con cortes y estilos dispares para que el color blanco, en el conjunto de la sesión, no resultase monótono. Y creo que fue un acierto, aunque eso debéis juzgarlo vosotros.

La Champanera

La Champanera

Buscaba algo rompedor para las joyas, colores vivos y alegres que huyeran de los clásicos y tópicos diamantes, por mucho que me encanten. El estilo de las joyas de Casilda Finat, todo muy dorado con piedras semipreciosas y de cristal, encajaba a la perfección con la idea que yo tenía en la cabeza y que iba cobrando vida poco a poco.

La Champanera

La Champanera

La Champanera

La Champanera

Del maquillaje se encargó Lorena Carbajal (626.667.762), Counter Manager de MAC en Asturias. Lo cierto es que a Lorena no le dí opciones cuando le trasladé el proyecto, ella es la mejor y la quería en mi equipo. Ha maquillado a muchísimas novias (Mar, Leti, María, etc.) de los reportajes de este blog, y si es la maquilladora más prestigiosa y demandada de la región, será por algo. Cuento con ella en todos los eventos y fiestas a los que acudo en Asturias, y conoce ya los rasgos de mi cara a la perfeccción. Con Lorena me atrevo con todo, incluso con los ahumados, aunque yo generalmente me maquille poco y me guste ir entre semana con la cara lavada.

La Champanera

La Champanera

La Champanera

La Champanera

La Champanera

Julio, dueño y alma de la Peluquería Suárez, ha sido mi gran descubrimiento. Simpático y auténtico hasta la locura, Julio tiene además unas manos de oro. Ya veis, aquel día llovía suave a ratos, había muchísima humedad y los cambios de look entre vestido y vestido fueron al aire libre, sin secador ni otros ornamentos. Aún con todo, Julio con un peine, un poco de laca y sus dedos enredando con mi pelo, consiguió verdaderos milagros y auténticas obras de arte con un fantástico y logrado estilo joven. ¿Os imagináis de lo que es capaz de hacer en su peluquería?.

Tanto a Lorena como a Julio se les dió absolutamente autonomía en los cambios de look. Ellos son los artistas, los profesionales, y con la fe ciega que tengo en ellos, no me costó ningún trabajo darles libertad para que volara su imaginación.

La Champanera

La Champanera
La Champanera
La Champanera
La Champanera

Por último, y no por ello menos importante, Pando Floristas colaboró aportando unos ramos de flores milimétricamente perfectos. Alegres ramos silvestres, y hasta cierto punto melancólicos, cuadraron perfecto con el resto de elementos. Dani y Úrsula confían en mí tanto como yo confío en ellos y de nuevo fue un placer contar con su trabajo que puso la guinda a un proyecto espectacular.

La Champanera

La Champanera

La Champanera

La Champanera

La Champanera

Fue un honor para mí portar los ramos de Pando, así como el resto de elementos, y posar de nuevo para d-photo.es. Yo no soy modelo profesional, ni muchísimo menos, pero me fascinan los trajes de novia y todos sus complementos indispensables. Os habréis percatado ya, este mundo es toda mi pasión.

En cuanto a la localización, no tiene desperdicio. Tenía que ser en Asturias, tenía que ser en mi Asturias del alma. Pimiango en sus bosques y acantilados, así como en su Ermita de San Emeterio, resultó un enclave fascinante que no dejó de ofrecerle a Isabel buenos ángulos y encuadres bajo la temática de la famosa película “La Princesa Prometida”, donde una joven espera impaciente y melancólica el regreso de su amado.

La Champanera
La Champanera
La Champanera

Cuando pensé en la sesión, buscaba un atardecer, una luz caída y ligeramente tenebrosa propia del otoño, y la verdad es que la climatología del norte, a pesar de estar en pleno mes de julio, no me decepcionó.

No tengo un look favorito ni una foto preferida, puesto que yo misma elegí a los que participaron en la sesión, todas las fotos, todos los tocados, los vestidos, los peinados, los maquillajes, las flores y las joyas me fascinan. Todas las combinaciones que surgieron tenían su encanto y su rollo, coloquialmente hablando.

Y tengo que decirlo, sino reviento. He tenido muchísima suerte de toparme en este mundo con personas maravillosas y cercanas. Buena gente, resumiendo. Y yo me siento la bloguera más afortunada y agradecida del planeta. No puedo sentirme más feliz ni más satisfecha.

La Champanera
La Champanera
No se me olvida, un especial agradecimiento al Ayuntamiento de Colombres que facilitó nuestro desembarco y el de todos nuestros bártulos.

No puedo terminar este post sin darle las gracias también a mi hermana Covadonga, que me ayudó el día de la sesión colaborando en los estilismos y en la producción del día bajo un incansable e incesante “orballo”.

¿Quieres recibir la nota de prensa y las fotos de la sesión para publicarlas en tu medio? ¡Escríbeme a info@lachampanera.es!

¿Te ha gustao el post? No dejes de retwittearlo en Twitter y compartilo en tu muro de Facebook, ¡todos los que hemos participado aquí te lo agradeceremos un montón!

Muchas gracias a todos, un besote enorme, @LaChampaneraLW.

La Champanera
Artículos relacionados:
Una sesión con Lorenzo Caprile
Tu boda con d-photo.es
Tocados y coronas Le Touquet
En el taller de Sole Alonso