Mis tiendas de decoración

No puedo evitarlo, siempre me detengo en los escaparates de las tiendas de decoración. Mi casa ya está amueblada, pero yo sigo imaginando como sería volver a dibujarla de cero.

Me gustan muchas cosas, pues sí. Peor sería que no me gustase nada y volverme un ser insípido ante todo lo que me rodea, sin sentir ni padecer. Cuánto mejor es disfrutar de todo. Con intensidad y variedad.

Siempre quise estudiar diseño de interiores, entre otras muchas otras opciones que me llamaban la atención, y no sé por qué demonios acabé siendo licenciada en Derecho, que nunca llegó a emocionarme, que nunca llegué a ejercer.

El caso es que aquí estoy elaborando (aún mentalmente) una lista de espacios o webs que no perdería de vista si tuviera que ponerme a decorar hoy mismo. Indudablemente, mi primer paseo sería por el mercadillo de El Rastro, lugar donde conocí a L.A. Studio, un espacio donde la antigüedad no está reñida con la innovación y el diseño contemporáneo.

5

Por su parte, los interiorismos de Isabel Lopez-Quesada te fascinarán, sin lugar a dudas. Tras 30 años de impecable trayectoria, acaba de inaugurar nuevo estudio. Un estudio que rezuma estilo y savoir-faire, como la foto de portada (Pablo Gómez-Ogando).

Foto: Ricarlo Labougle

También mi amiga Cristina Alfaro (nos conocimos internas en Inglaterra hace ya 15 años) está de estreno, ayer mismo lanzó su nueva web. Si yo me emocioné con el feeling de la página, no me la quiero imaginar a ella. “Decidimos que teníamos que compartir todo lo que estábamos viviendo… Ahora llevamos los tesoros que encontramos a vuestras casas.” Y así, en Un Bon Moment encontrarás detalles para tu hogar y lista de bodas aprovechando la vida de Cris en la Provenza.

2

Además, las chicas de A-Típica te proponen una lista de boda para un living diferente. Efectivamente, si no te regalan determinadas cosas no las tendrás nunca. Jamás te las comprarás, pase el tiempo que pase, envejezcas lo que envejezcas, siempre encontrarás otras prioridades. Y te quedarás sin esa buenísima vajilla de ensueño que viajará por el tiempo de generación en generación.

1

Puede que mi favorita sea Gambara Antigüedades. Ni su página web ni su Facebook le hacen justicia, pero merece la pena acercarse al madrileño Barrio de Salamanca para dejarse caer por su tienda y confirmar que, en ocasiones, tiene su gracia tener en tu casa un mueble u objeto de un desconocido. Divagar sobre su historia, su origen. Tiene encanto, creedme.

Deseando descubrir, y descubriros, más de todo.

Un abrazo, Ana.