Protocolo para ellos: una boda de mañana

Es época de ceremonias. Llega el gran día y todos queremos acompañar a los protagonistas en un momento tan especial sin saltarnos el protocolo. ¿Quieres saber cómo ser el invitado perfecto en una boda de mañana? ¡Te lo cuento en este post!

Al igual que las mujeres, los novios tienen un amplio abanico de opciones a la hora de hacerse el -indiscutible- chaqué para su boda. Sobre un mismo diseño existen infinidad de telas, colores y detalles que distinguen el estilo de cada uno.

Siempre he dicho que “es de buena educación honrar bien vestido al anfitrión” y es por eso que los invitados tampoco deben descuidar ni el protocolo ni el estilismo.  Pero, ¿qué hay de los invitados?. En este momento del año solemos optar por un traje de color azul oscuro o gris marengo, con una corbata colorida.

Sí, ese protocolo tan olvidado que, lejos de lo que podáis pensar, sí admite reinterpretaciones y permite lucir estilismos diferentes y elegantes más allá del clásico traje azul oscuro o gris marengo combinado con una corbata colorida.

A ellos también les gusta presumir, que quede claro. Así, sin miedo ni complejos, TomBlack – expertos en estilo – nos proponen un look para ser también, por qué no, el invitado perfecto en una boda de mañana. Un estilismo sofisticado, donde realmente radica el verdadero sentido de la elegancia.

Y su propuesta es la siguiente: Un traje de micro pata de gallo de color gris claro, perfecto para asistir a este tipo de eventos. Además, no se trata de un traje cualquiera. Las dos piezas del mismo cuentan con dos detalles que marcan el verdadero estilo, ¡y la diferencia!

Jugando con lo clásico, un pantalón de pinza pero con el detalle original de la cinturilla corrida al lateral con un botón. Dos toques que, claramente, marcan la diferencia. Sobre una camisa blanca, unos tirantes marrones y una corbata de la misma tonalidad.

Pero el verdadero protagonismo se lo lleva la chaqueta cruzada de seis botones. Sinónimo de distinción y atemporalidad, que permite resaltar todos los detalles que, en tonos más oscuros, crean un contraste muy especial.

Se trata de un estilismo muy cuidado que apuesta por el clasicismo con pinceladas modernas. La apuesta segura para asistir a una ceremonia de mañana.

Un auténtico dandy haciendo gala de estilo, personalidad y buen gusto.

Un besote, Ana.