Todos los detalles del aperitivo de nuestra boda

Descubre en este nuevo post, todos los detalles sobre el aperitivo de nuestra boda y los proveedores que escogimos para que fuera inolvidable.

Empieza ya la cuenta atrás con los contenidos de nuestra boda, y no puedo estar disfrutando más de todo el proceso que me da un poco de pena esté llegando a su fin. Seleccionar las fotos, colgar el mini vídeo y contaros todos los detalles para que pudierais vivirlo como si hubierais estado allí.

Después de la ceremonia, novios e invitados disfrutamos del aperitivo en el jardín de Castiello de Selorio que se encuentra entre la casa principal y su cenador. Ya os había contado que Gon y yo nos habíamos hecho la sesión de fotos antes, así que no nos separamos un minuto de nuestros invitados.

Justo a la entrada del jardín, se encontraba el protocolo de mesas elaborado por InvitArte Invitaciones que Per Sempre Eventos y Pando Floristas decoraron para la ocasión aprovechando la inmensa vegetación de Castiello de Selorio.

Quise huir al máximo de ese tipo de bodas que parecen una competición, o una yincana. Así que centré todos mis esfuerzos en 4 puntos que me parecen claves y que a veces pasan inadvertidos: la excelencia de un catering de reconocido prestigio, la importancia de ofrecer destilados de alta calidad -como los de World Class– para disfrutar de la bebida, la buena música y una acertada inversión en iluminación.

Después de varias pruebas, nos decantamos sin ninguna duda por Deloya Gastronomía, resultado de la visión del cocinero y empresario Javier Loya quien ha sabido traspasar los fogones de su propia casa y llevar a todos los rincones de Asturias su propia filosofía gastronómica avalada por 2 Soles Repsol. Es decir, uno de los máximos exponentes de la cocina asturiana y uno de los más importantes grupos gastronómicos dentro del panorama regional y nacional.

Dicho esto, Gon y yo nos decantamos por merluza del Cantábrico en tempura con piel de limón, vasito de espumoso de pote, vasito de crema de nécoras, cucharita de bonito del norte con cebolla escabechada y compota de tomate… un espectáculo para todos los sentidos.

Daba verdaderamente gusto -que la estética también es un placer- ver lo cuidadas que estaban las presentaciones con diferentes tipos de soportes y bandejas, los manteles estampados de Los Telares de Carmen que le daban al jardín un toque genial selvático, y las servilletas de tela de Napkings en blanco y rosa con nuestro nombre estampado y la palmera que Gon dibujó para nuestras invitaciones que podéis recordar aquí.

También durante el aperitivo quisimos agradar y sorprender a nuestros invitados dándoles la bienvenida con un punch de World Class (cuyas barras son última tendencia en las bodas), elaborado con ginebra Tanqueray NºTEN y champagne, convirtiendo el propio cóctel en una experiencia con la que beber mejor, no más”.

No pudimos tener más suerte con el tiempo, la verdad. Teniendo en cuenta la fecha (15 de octubre) y la localización (Asturias) fue un milagro que hiciera el día que hizo y que se pudiera disfrutar al aire libre ligeramente abrigado. Pero la boda no hubiera sido lo que fue si no hubiera sido por nuestros amigos, prueba de ello el vídeo maravilla de Ensu que te espera al final de este post. “Nosotros y los nuestros”, el equipo Meres, la pandilla de bodas, los E4, los arquitectos, nuestros primos… para nosotros los mejores.

Cuando empezó a caer la luz, hizo gala la acertada iluminación a cargo de Siapro que cambiaba radicalmente el escenario.

Y como se trataba de una boda joven al 90% (de 169 asistentes solo 20 eran “mayores”) decidimos animar el aperitivo con Vintage Love Band, un grupo de pop-rock de lo más auténtico que animó al personal con versiones de los 70, 80 y 90 que cantó y bailó todo el mundo.

Y como lo prometido es deuda, aquí tenéis una nueva preciosidad de Ensu que hace patente, una vez más, lo emocionante que fue cada momento de nuestra boda, lo bien que lo pasamos y lo mucho que queremos a la gente que nos rodea.

Justo antes de que terminara el aperitivo, me subí a la habitación para cambiarme de vestido y entrar a la cena (que vais a flipar con los detalles deco y gastro) con un nuevo look. Pero eso os lo contaré en el próximo post.

Un besote enorme, Ana.

Todas las fotos son de Click10 fotografía a quienes recomiendo con todas mis fuerzas.

Nota: En el momento de la publicación de este post, Castiello de Selorio no dispone de las licencias necesarias para la celebración de eventos con música amplificada.