Un vestido de invitada de Lady Pipa

En ocasiones veo bodas, sí. Pero últimamente, especialmente. Ya es oficial, la temporada de bodas está aquí, es un hecho. La excusa perfecta para engalarse y honrar, con un buen look, al anfitrión.

El rojo es uno de mis colores preferidos, es pasional, como yo. Por eso, me enamoré de este vestido de Lady Pipa según lo ví en su web. Largo hasta el final de mis tacones, de espalda seductora, escote recogido y abertura en la parte posterior de rodilla para abajo. Un 10.

Elena Bau Fototgrafía

Combinarlo fue muy sencillo, casi tan sencillo como posar ante el sabio objetivo de Elena Bau que tan bien me conoce. Una preciosa corona en diferentes tamaños y tonos rojos de mi querida Beatriz Natmar y unos zapatos comodísimos de Krack. Ya. El vestido no necesitaba más, hablaba por sí solo.

Elena Bau Fototgrafía

Elena Bau Fototgrafía

Elena Bau Fototgrafía

Elena Bau Fototgrafía

Tanto para la peluquería como para el maquillaje me dejé asesorar por el equipo de Maquíllate Conmigo. Una preciosa triple trenza y un maquillaje natural ligeramente marcado en la línea del ojo con el que, francamente, me sentí muy cómoda.

Elena Bau Fototgrafía

Elena Bau Fototgrafía

Elena Bau Fototgrafía

Como siempre, al igual que mis estilismos, cuido con mucho mimo los escenarios de mis fotografías, tratando de encontrar un todo estético que genere emoción, pues de eso se trata en parte. El Palacio de la Fresneda merece la pena que lo conozcáis y lo visteis para celebrar vuestra boda.

Y yo, sigo soñando con las bodas que vendrán y con la ilusión de volver a ponerme un vestido de invitada tan bonito como este de Lady Pipa.

Elena Bau Fototgrafía

Un besote, con cariño, Ana.