Con la sangre recién alterada tras la primavera, el verano es la mejor época del