Me gusta hablar en primera persona y tras mi visita al Palacio de Montarco el