Tenía pendiente descubrir La Mamounia y ya estoy, emocionada, deseando volver. ¿Quieres saber por qué?