Meses antes de la última primera cita, Paula y Gonzalo habían coincidido en un cumpleaños