En un momento, sin esperarlo, el padre de la novia cantó “que todas las noches