Miguel Crespi es uno de mis diseñadores favoritos y el vestido de novia que hoy