Son tantas las cosas que me gustan de esta boda que no sé por dónde