Antes de nochebuena, se celebró en El Regajal -una nueva finca de bodas- un brunch