Cuando Beatriz Pastrana, de Events of Excellence, me llamó para invitarme a conocer uno de