Y si ayer os hablé de los motivos para declinar la opción de escoger entre