El morado, ese color poderoso, con cierto halo de misterio, magia y elegancia se apodera