Cuando una boda tiene sentido y un hilo conductor se aprecia en el día B