En cuanto vi la boda de Montse y Quino supe que sí o sí tenía