Llevo unas semanas alucinada con la acogida que tuvo el post “¿Te casas en los próximos 6 meses?, ¡ni se te ocurra renunciar a tu luna de miel!“. La verdad es que todos los lunes trackeo desde Google Analytics las visitas al blog para ver, entre otras cosas, cuáles son los contenidos que os interesan para seguir profundizando con recomendaciones, ideas y consejos a ese respecto.

Además, muchas me habéis escrito por privado (suena a topicazo pero es 100% real) para darme las gracias por el artículo en cuestión, pues fue clave para daros el empujoncito final para poneros a organizar la luna de miel y no renunciar al viaje más especial que viviréis en vuestra vida como pareja.

Le pongo mucho cariño a todo lo que hago, creo que se nota, pero en esta ocasión todo el mérito del blog post en cuestión le corresponde a Habana a Medida, una agencia de viajes que conozco desde hace tiempo y que es, sin duda, uno de los mejores descubrimientos que os he hecho estos últimos años.

Lo había advertido y gracias a la métrica desbordada de visitas me habéis convencido. Aquí van los 6 motivos clave para que Habana a Medida organice vuestra luna de miel:

1. Son viajes a medida. A medida de verdad, no es un gancho comercial.

No es solo huir del paquete, es exprimir al máximo tu experiencia para sacar lo mejor. Incluso cuando los novios son muy distintos, el viaje se puede equilibrar para que les entusiasme a los dos. Si a uno le apetece algo más cultural y a otro más natural o relax, lo van alternando y adaptando para que los dos estén emocionados y ninguno tenga la sensación de que ha cedido al viaje del otro. Y adaptan cualquier tipo de viaje a cualquier gusto, como quien quiere visitar Japón pero hacerlo a su ritmo, sin verlo todo, con sus particulares intereses lejos de las paradas “obligatorias”… 

2. Nadie va a optimizar mejor vuestro presupuesto.

Su fee es, sin engaño, menor que el de otras agencias, así que su cliente con un presupuesto X tiene un viaje mejor con ellos (Alfonso, director de Habana a Medida no me deja hablar de precios -mi abuela en realidad tampoco- pero para mí es 100% clave)

Un viaje de novios nunca es barato, pero la realidad es que ellos cobran menos que la competencia.

Además, revisan y actualizan periódicamente sus viajes por si encuentran un vuelo con menos horas de escala o un hotel de mayor categoría al mismo precio, y se toman la molestia de llamar al cliente y comentarle las nuevas opciones para mejorar un viaje que ya tenían “vendido”. Como ejemplo, creo que es bastante gráfico y clarificador.

También, por ejemplo, en un viaje en el que el cliente llega en vuelo a las 20:00 horas y sale de ruta al día siguiente a las 8 am, no es necesario gastarse 800€ la noche en un hotel de lujo en una capital, prefieren recomendar un buen hotel funcional (de 4 ó 5* bueno) y que el cliente pueda compensar quedándose en un campamento que le de un salto de calidad, o hacer un safari en globo o subir categoría en el hotel en la playa…

Tratan de cuidar al máximo estos detalles siempre hablando y explicándoselo al viajero, porque al final su viaje va a mejorar por el mismo precio que pensaba gastar.

Esperad, que hay más.

3. Son jóvenes, y entienden el viaje como lo entiendes tú. También tus horarios intempestivos de oficina.

En Habana a Medida se dirigen a un perfil joven y actualizado, tanto en viajes como en la propia organización de su boda. Saben, además, que su tipo de viajero probablemente se hace al menos un viajazo al año organizado por ellos mismos, por lo que deben superar todas sus expectativas cuando viajan de su mano. Y, creedme, son capaces de sorprender tanto a aventureros como a sibaritas.

Además, saben que muchos de sus clientes están desbordados con el trabajo y el resto de la organización de la boda, por lo que siempre tratan de hacerles la vida más fácil hablando con ellos cuando pueden por teléfono, whatsapp, notas de voz, cuando salen de trabajar a las 22:00 o el domingo por la tarde. Algunos quieren participar más y otros lo dejan más en sus manos pero, sea como fuere, el viaje siempre sale perfecto.

4. Con sus medidas de seguridad… hasta el infinito y más allá.

Entre otras cosas, sus guías tienen siempre una PCR negativa para poder trabajar, gestionan en destino PCR si se necesita, trabajan con pólizas que cubren gastos médicos, cuarentena y estancia por positivo en COVID, gastos anulación por positivo COVID previo al viaje (también del acompañante), etc.

Con ellos nada queda al azar, incluso los reembolsos están planteados: intentan coger todo lo que se pueda con cancelación gratuita, apuran los pagos finales hasta el último momento coordinándose con los operadores locales, buscan opciones de vuelo lo más flexible posible con cambio gratuito o con una penalización pequeña por cancelar el vuelo y obtener el reembolso… y así hasta el infinito.

5. Sus clientes hablan -y avalan- su servicio de atención.

Tienen vocación de servicio, y se nota. Quedan con sus clientes a tomar algo, para conocerse, hablar del viaje de luna de miel… ¡la comunicación es súper importante para dar en la diana del viaje perfecto!

Una vez el viaje empieza, el equipo de Habana a Medida está siempre en línea, sea la hora que sea: un agente siempre estará disponible para atenderles el teléfono si lo necesitan. Los retrasos, las cancelaciones, los imprevistos… ocurren y es importante tener un agente al otro lado que pueda reaccionar para que el mal sea el menor posible.

6. Y porque si además tenéis en mente un safari… ellos son los mejores.

Conocen todos los destinos y la experiencia en ellos. Han hecho infinitos safaris, han trabajado con agencias africanas, hablan todas las semanas con especialistas que están allí… y eso solo puede repercutir en un resultado excelente.

Siempre cuentan con guías profesionales. Y es que el guía es clave en un safari. Siempre se aseguran de que el guía sea experto en la zona que se va a visitar para elevar las posibilidades de avistamientos, por ejemplo. A muchos les conocen incluso personalmente e incluso en algunos destinos hablan castellano para aquellos que no se manejan al 100% con el inglés.

En un safari se pasan muchas horas en un coche y te puede tocar un trayecto de 6 horas con gente que te moleste, por eso los safaris de Habana a Medida son privados. Solo iréis vosotros y eso os permite tener flexibilidad a la hora de pactar con tu guía cuando salir de safari o de viaje, cuando parar… ¡lo más cómodo para tu luna de miel!

También optimizan las rutas en tiempo: tienen en cuenta migraciones, las mejores zonas en cada época, los trayectos… (en África de por sí son largos, es importante tener en cuenta los tiempos para que el safari salga bien).

Las ubicaciones de campamentos son fundamentales. La buena pinta de un campamento de lujo se puede ver en fotos pero hay campamentos de lujo que están fuera de las reservas o en zonas naturales a hora y media de la reserva que visitamos. Te garantizan no solo que el campamento sea espectacular e “instagrameable” sino también que la ubicación también sea de lujo.

Bueno, lo dicho. De nada.

Alfonso, Directo de Habana a Medida: 669830172 / info.paseodelahabana@lineatours.com

Un beso, Ana.