9 tradiciones de boda pasadas de moda

Los últimos años han revolucionado el mundo de las bodas en España. Muchas tradiciones, costumbres y usos han pasado de moda, así que olvídate de ellas.

Hoy es uno de esos días en los que me despacho sin pudor y río por dentro a carcajadas.

Con cierto tono simpático, el mismo que le pongo de honestidad, os detallo una por una algunas de las cosas que deberían dejar de verse en las bodas. Vayamos por partes, que el tema tiene miga.

1. Mentira que el vestido tiene que ser blanco. Mentira mentira mentira. El vestido puede ser azul, dorado o lila, por ejemplo. Vístete como te dé la gana, pero hazlo sin querer ser la más moderna del patio, que se nota.

1 2 13

2. Lo de las damas de honor es un tema complejo. Las fotos con tus amigas todas juntas vestidas iguales menos la novia con modo ON divertido es de lo más seductor, si no fuera porque también es de lo más hortera. Lo mejor es siempre hacer lo que a uno más le apetece y punto, sin importar lo más mínimo mi opinión o la de cualquier otro.

31 33

3. Llenar la boda de invitados por compromiso y ver el álbum de tu boda dentro de 10 años y que no sepas cómo se llaman la mitad, no tiene gracia. Si envías una invitación, que sea con algo de emoción.

5 15 73

4. En cuanto a los aplausos durante la ceremonia, si el oficiante de la misma aplaude, en serio, no le sigáis el rollo.

5. La tarta de boda ya no se presenta en una estructura tremenda de acero inoxidable con varios pisos ni está presidida por unos muñecos apolillados con cara de funeral.

La tarta de boda actual mola, y su aspecto suele representar a los novios. Adiós al sable y a la foto de los novios sujetando juntos la espada del Rey Arturo mientras cortan la primera porción del pastel. De darse de comer tarta el uno al otro (con o sin cuchara), de eso ya ni hablamos.

9 22 31

5. Soy cero fan del arroz si no viene en plato, qué le voy a hacer. Ni arroz, ni pétalos ni ninguna otra mamarrachada. Novios, huid y salid los primeros.

El Graduado

6. Qué peligro tienen los discursos, madre del amor hermoso. La cara de una amiga (que se dice el pecado pero no el pecador) al escuchar a su suegro -micrófono en mano- dilucidar sobre la vida, lo divino y lo humano, no tuvo precio. A pesar de que los programas del corazón triunfan como la coca-cola, los trapos (sean sucios o limpios) se lavan en casa.

7. Tirar el ramo y que lo coja la típica prima lejana que ni siquiera te ha mandado un whatsapp para felicitarte por la boda pero que te escribe un par de días antes para saber si hay solteros y si la vas a sentar con ellos. Ufff.

100 200 300

8. No hay nada que comprenda menos que las familias de los novios angustiados corriendo de un lado a otro el día de la boda. Los wedding planners ya no son seres de otro planeta, grandísimos profesionales te esperan para liberarte del estrés, y también de las manchas.

9. Hacer cosas y fotos originales en tu boda es un puntazo, pero tampoco es el momento de perder la cabeza y volverse estúpido.

View More: http://lovelypics.pass.us/mariage-capucine-marco 87 22

Advertencia legal: Las opiniones aquí expuestas quedan exentas de cualquier reclamación o explicación lógica. Que la vida está para hacer lo que uno quiere, y yo siempre trato de ser coherente con todo lo que digo.

Un besote y mucho buen humor, Ana.

Artículos relacionados:
Algunos consejos de protocolo básicos para organizar tu boda