A solas con Isabel Basaldúa. Parte II.

Basaldua La Champanera

Esta semana ha sido monográfica para Isabel Basaldúa. Porque ella lo vale, porque ella se lo merece.

Después de charlar un rato nos acercamos a las habitaciones donde se encuentran las toiles y los vestidos de alta costura y pret à porter.

Isabel es una defensora a ultranza de las toiles, esos “medios vestidos” que sirven de patrón para estudiar el cuerpo de la novia y ver las opciones que más le favorecen. No valen fotos o bocetos, los trajes de novia hay que verlos en 3D.

Isabel me presenta orgullosa su nueva colección de pret à porter de alta calidad, Basaldua One, compuesta por 30 maravillosos vestidos que cubren el hueco que había en el mercado: un término medio entre la costura personalizada a medida y la confección masiva por tallas.

Estos trajes permiten ciertas adaptaciones por lo que en sí también podrían considerarse “tailor made” para la novia.

Yo pierdo el sentido, así como la noción del tiempo, mientras observo y manejo con cuidado cada una de sus creaciones. Ya habíamos planeado que me probase algunos de sus vestidos, y me permiten el lujo y la confianza de escoger los modelos que más me apetecen, sin más limitaciones.

Me decido finalmente por 5 trajes radicalmente opuestos entre ellos con la idea de ofreceros visualmente el mundo modernizado y adaptado a los nuevos tiempos de Basaldúa. Os lo podría contar de palabra, pero si además os lo enseño, mucho mejor.

Vestido 1. Se trata de un romántico traje de Alta Costura romántico y sumamente delicado realizado en organza de seda natural, jaretas y encaje que se ajusta a la cintura mediante un cinturón de raso blanco.

Basaldua La Champanera

DSC01109

DSC01111

Vestido 2. Este traje de alta costura tiene un estilo art-decó muy marcado, con un plisado soleil de crêpe satén que me recuerda a “El Gran Gatsby” y “Cotton Club” irremediablemente. Las mangas y el cinturón están bordados con pedrería y perlas, al igual que el casquete a juego, y es especialmente llamativa la doble cola que termina en pico.

DSC01132

P1020467

Vestido 3. Basaldúa One modelo Paula. De encaje dorado en el cuerpo, cinturón drapeado de tul y falda de tul blando. Precioso.

P1020468

P1020473

P1020476

Vestido 4. Basaldúa One modelo Leticia. No podía faltar en su colección un vestido 100% clásico, de mikado de seda y tablones a la cintura marcando el talle. A pesar de ser un clásico, soporta mil y una opciones con bordados artesanales y collares de colores.

P1020516

P1020519

P1020522

P1020524

P1020527

P1020531

Vestido 5. Basaldúa One modelo Laura. Muy “Sissí Emperatriz” este vestido es de encaje de Chantilly en un tono champán rosado. Mil capas de tul en la falda le dan profundidad a ese maravilloso encaje.

Basaldua La Champanera

P1020497

P1020503

A Isabel y a mí nos cuesta decidirnos, ¿cuál te gusta más a ti?

Empieza a ser una costumbre que me resulta divertida asi que, después de probarme sus creaciones, le pregunto cómo me imaginaría de novia. Nos quedamos con las ganas de hacer una sesión más amplia, y con más calma realizar un estudio cromático, una colimetría de los blancos y las formas que más pudieran encajar con mis ojos, mi pelo, mi piel y por supuesto, mi forma de ser.

Lo dejamos para otra ocasión, y no dudo que esa ocasión me espera a la vuelta de la esquina. Yo me muero de ganas por enfudarme sus toiles y ponerme en sus manos, para encontrar así mi vestido perfecto.

Un millón de gracias a todo el equipo Basaldúa, ¡hasta pronto!

Un besote, Ana.