Barcelona Bridal Week 2015

Un año más llegó Barcelona Bridal Week y yo contaba los días para disfrutar de los desfiles, el ambiente, los compañeros de profesión y, como no, de los vestidos de novia.

Este año Barcelona Bridal Week 2015 era una fiesta. 25 años en primera fila de la moda nupcial son muchos años. En su edición más internacional, con EE.UU como país invitado, hemos visto sobre la pasarela más de 400 looks nupciales que han mostrado al mundo que la marca España es sinónimo de calidad y tendencia. Y de ello hacen reflejo las ventas internacionales, que han aumentado un 22,4% con respecto a 2013. No hay lugar a dudas, el Made in Spain, tiene tirón.

Así, el martes 5 a primera hora de la mañana toda mi ilusión y yo nos subíamos en el AVE. Ya en Barcelona, todo el equipo de Rosa Clará me recibió con extremo cariño y pude disfrutar de una comida de prensa pre-desfile.

Ya en la feria, Rosa Clará (a quien le fue concedido el honor de abrir la edición) presentó una colección llena de contrastes y sutilezas con un único objetivo: destacar la belleza natural de la mujer en base a la moda de los años 30 y 40.

Efectivamente, su nueva colección 2016 estaba plagada de vestidos lánguidos y con fluidez que marcaban la silueta femenina de forma delicada y sensual. Mis favoritos, los brocados de seda con faldas rectas y cierto toque moderno acompañados de crop tops.

RosaClara_001

RosaClara_005

RosaClara_007

RosaClara_011

RosaClara_013

RosaClara_018

RosaClara_046

RosaClara_050

RosaClara_154

RosaClara_159

RosaClara_161

RosaClara_165

RosaClara_167

Los dos días siguientes, miércoles 6 y jueves 8, fueron un ir y volver de la feria, tan agotador como apasionante. Mis dos preferidos, aunque hubo grandes diseños de marcas menos conocidas, fueron los siguientes.

Tengo que reconocer que el desfile del año pasado de Jesús Peiró me había dejado un excepcional sabor de boca y no creía, me equivoqué, que la marca al mando de Merche Segarra pudiera superarse.

Y es que Jesús Peiró, tras 27 años creando moda nupcial íntegramente fabricada en España, presentó una colección en la que primaron, como siempre, una cuidada calidad de los acabados y cierto toque de alta costura.

Desde el nombre de su colección, “Nanda Devi” donde los vestidos por fin tienen nombre, hasta la puesta en escena, la música, el patchwork de tejidos nupciales y los complementos de los diseños. Me encantó todo.

“Princesas de las cumbres, reinas de las nieves, silenciosas, exóticas, cálidas, dejando un rastro de luz por el camino”, así reza su nota de prensa.

jesus-peiro-1043

jesus-peiro-1055

jesus-peiro-1059

jesus-peiro-1066

jesus-peiro-1071

jesus-peiro-1078

jesus-peiro-1083

Yolan Cris también estaba de aniversario, 10 años ya creando alta costura evolucionada. Sus novias, siempre rompiendo moldes más allá de todo tipo de prototipos establecidos, se mezclan con otros dos pilares básicos de sus vestidos: la calidad y la artesanía. Y eso lo reflejan más de 350 puntos de venta repartidos por todo el mundo.

Yolan Cris es moda, diseño casual y frescura bohemia. Y su nueva colección me trajo a la memoria aquella sesión de fotos en la playa conocida como Mar Salada.

yolan-cris-1030

yolan-cris-1032

yolan-cris-1034

yolan-cris-1085

yolan-cris-1088

yolan-cris-1099

yolan-cris-1104

yolan-cris-1117

yolan-cris-1122

El jueves por la noche y el viernes comenzó la experiencia Pronovias, aunque de ello os hablaré en el siguiente post.

Un besote enorme, con cariño, Ana.