Hay muchos momentos especiales en una boda antes, durante y después de la misma. Recibir las fotos y el vídeo de la boda, entrar a la ceremonia del brazo de tu padre o escoger el anillo de compromiso.

A mí, la verdad, siempre me hace muchísima ilusión imaginarme a Gon escogiendo mi anillo de compromiso -que no me quito- y el momento preciso así como el speech perfecto para dármelo. La verdad es que yo, anillo + fecha + declaración, no los hubiera podido imaginar mejor.

Si me seguís desde hace tiempo sabréis que las joyas me fascinan, así que me apetece muchísimo por un momento dejar de lado los vestidos de novia y hablaros un poco, de la mano de Jorge Juan Joyeros, de opciones y consejos para escoger un anillo de compromiso.

Para que antes los conozcáis un poco a ellos, Jorge Juan Joyeros es una joyería tradicional en Madrid desde hace 40 años que cuidan el trato con el cliente al máximo para que disfrute no solo de su joya sino también del proceso de encontrarla y escogerla.

Porque dar con la pieza perfecta es más fácil de lo que parece si uno está bien asesorado tanto profesional como en el ámbito familiar. Si la novia no ha sabido/podido lanzar las indirectas/directas oportunas, es cierto que por lo general los novios desconocen los gustos de la novia en relación al mundo de la joyería. Su mejor amiga, o incluso la madre, suelen ser las mejores consejeras. Es importante, importantísimo diría yo, que a él también le guste el anillo que va a regalar.

Yo, por ejemplo, ayudé a mi cuñado a escoger el anillo de mi hermana Covadonga y también a mis amigos Íñigo y Nacho a elegir el de Lucía y Clemen. Y es algo que siempre me hará mucha ilusión: haber formado de una forma u otra parte de ese proceso tan tan bonito y especial.

A la hora de decantarse por una pieza, los clásicos nunca fallan. La combinación de anillo y gema más solicitada a lo largo de los tiempos es el diamante engastado en oro blanco o platino en 4 ó 6 garras para permitir un mayor brillo. Las características gemológicas del diamante, en lo relativo su dureza y excepcionalidad, representan la unión para siempre de la pareja.

Pero hay otras gemas que se van abriendo paso poco a poco y que encajan mejor que el diamante con la personalidad y preferencias de algunas novias. Siendo el diamante la gema preponderante, el zafiro es la segunda piedra preciosa que más desean las novias. El zafiro simboliza la nobleza la serenidad y sabiduría.

A mí, sin embargo, entre anillos de compromiso con zafiro, anillos de compromiso con rubí y anillos de compromiso con esmeralda, me quedo con estos últimos porque con independencia de lo que representen la piedra y su color, a mí me recuerdan mucho a mi madre y a las piezas que desde pequeña la he visto lucir. Aún sabiendo los gustos de cada una, ¡cuesta elegir entre tantas piezas bonitas!

¿Cuál sería vuestra favorita?

Un besote enorme, Ana.

Publirreportaje

Fotografía de portada: AM Producciones Love Stories