El encanto de una novia velada

Me gustan las novias con velo, esas que de una forma u otra, cubren su cabello y se convierten en auténticas dama de blanco. Pero las que me gustan más, con diferencia, son aquellas que también cubren su rostro.

Muchas me escribís a mi correo o por Facebook y me preguntáis algunos detalles sobre el velo. Y aquí estoy, para contaros algunos tips que, inevitablemente, están cargados de tintes subjetivos.

Antes de empezar a contaros lo cierto es que, si ya me conocéis un poco, sabéis que soy de la opinión que cada uno ha de elegir lo que más feliz le haga. Siempre. Con independencia de mi opinión.

He de decir que el velo es un complemento al look nupcial que otorga pureza e inocencia a tu atuendo. Pero también el velo es una tradición religiosa que luce la futura desposada, y ser coherente con las creencias y estilos de vida de uno mismo no tiene por qué ser incompatible con hacer lo que a uno le de la gana. Solo se trata de ser consecuente. Más aún si vais a entrar veladas y no se os va a retirar el velo hasta que se haya realizado la unión.

Dicho esto, para todas aquellas que queráis entrar veladas me gustaría comentaros un par de cosas que quizás os ayuden a facilitar el “momento velo”:

1. Si el velo delantero es largo, hasta aproximadamente la cintura, meted el ramo de novia entre el vestido y el velo, pues ello hará que el tul no os agobie en la cara y podáis respirar con normalidad, que lo nervios van a estar a flor de piel y tener una tela pegada en la cara no ayuda. Así lo hizo esta novia con un maravilloso ramo de Bourguignon.

1003405_497951426990545_1764736468_n

2. No escojáis un velo muy tupido, pues además del tema de la respiración que os he comentado antes, en las fotografías de vuestra boda a penas se apreciará vuestra cara.

Foto: Couche Photo

3. Valorar a fondo el peinado que vais a escoger y hacedselo saber a vuestro peluquero para evitar que el pelo se encrespe o se quede con aspecto despeinado al retirarlo hacia atrás.

Foto: M&O Fotografía

Joseba Sandoval

M&O Photo

4. Los topos, los lunares o el maxi plumetti están de moda. Sé que quizás os parece un poco arriesgado o incluso demasiado moderno. Pero es lo que hay.

9

10

Ruffled - photo by http://larahotz.com/ - http://ruffledblog.com/sun-studios-australia-wedding/

Y no importa que sea de tul fino, de plumetti, con más o menos volumen ni cómo se haya prendido. A mí todas las novias con velo, especialmente las veladas, me parece que están guapísimas y que lucen dulces y encantadoras, tengan la edad que tengan.


Foto: Couche Photo
Foto Volvoreta Bodas
Molina Royo Fotografía

Velada o no, a mí me gustan las novias “muy novias” con velo. Los prefiero lisos o amantillados, a excepción de lo que tienen blonda que no terminan de arrebatarme.

2

Un fuerte abrazo, con cariño, Ana.