Aunque los vestidos de invitadas monocolor y básicos me siguen encantando, cada vez me divierte más jugar a realizar estilismos con vestidos estampados como este tan tropical de Wild Pony.

A la hora de diseñar este estilismo lo tenía claro, quería una invitada muy veraniega, visual y elegante. En definitiva, una invitada de boda de verano en estado puro. Por eso, para recrear el look literalmente me imaginé una playa de Las Bahamas, con sus palmeras y sus aguas cristalinas. ¿Qué hay más veraniego que eso?

El estampado del vestido de Wild Pony os prometo que en persona es aún más bonito, si cabe. Y su color verde resaltaba los bonitos ojos de Blanca Llano, nuestra modelo. Por no hablar de que los vestidos fruncidos y drapeados son un must have indispensable ya que favorecen a todo tipo de cuerpos.

El clutch azul turquesa tan magnético y que tan bien queda con el conjunto es de Lolita McTisell. Este bolso rígido de efecto perlado es una opción ideal para vuestros próximos eventos.

Las sandalias de Mariela Madrid os las enseñamos en el estilismo La invitada de verano enamorada de las islas, aunque para enamoradas nosotras. El modelo Mariela Gran Canaria es elegante, bonito, veraniego… ¡Y su tonalidad de colores azules es lo más!

Para rematar este look de invitada de verano recurrí a estos pendientes de Clem Complementos cuya flor dorada me recordaba a los Hibiscos. Como veis, para idear este estilismo de invitada me sumergí totalmente en la esencia paradisíaca de Las Bahamas.

Por cierto, ¿os acordáis que el otro día os enseñé ideas de peinados de invitada de boda? Tomad nota de este que realizó también Mg Beauty. ¡Más elegante y estiloso no puede ser!

Mil gracias a Buenavista And Co por estos fotones y a Grupo Mónico por dejarnos los maravillosos espacios de La Casa de Mónico para fotografiar este estilismo de invitada de verano.

Un abrazo a todas, Ana.