La boda de Beatriz y Pedro Juan

Beatriz y Pedro se volvieron inseparables a los 14, y ya no quisieron nunca más estar lejos el uno del otro.

Tras una petición de mano en Roma con un anillo de petición, que no de pedida, el pasado 26 de octubre llegó maravillosamente rápido.

De maquillaje de la novia se ocupó Noelia Rayo, y Monrivert’s Peluqueros del recogido bajo.

Beatriz se decantó por un traje de Jesús Peiró de escote recto y manguitas cortas en encaje. Tanto la falda de mil capas de tul y el velo lucían los topos del plumeti.

IMG_5931 mini

Para sujetar el velo la novia se colocó una peina de oro blanco, ese “algo prestado” que le faltaba para que todo fuera perfecto.

IMG_5896 mini

La Floristería Caracuel se encargó tanto de los centros de mesa como del ramo de la novia, en tonos rosas, blancos y verdes.

Todo transcurrió entre La Ermita de la Virgen de Linarejos y la Hacienda el Campero, en Jaén.

IMG_6289

IMG_6917 mini

IMG_7496

De los meseros y las minutas se encargaron los cuñados de la novia, ¡qué artistas!

IMG_7021 mini

Y como no, los invitados retransmitieron la boda en sus redes sociales. Ellos no salen en las fotos, pero los fotógrafos de Nupzia lo hicieron de miedo.

IMG_6881

IMG_7222 mini

Como buenos enamorados de París, los novios abrieron el baile con la banda sonora de Moulin Rouge, poco después de que la novia le entregara el ramo a su madre.

IMG_7392 mini

Lo cierto es que el viaje de vivir puede ser largo o corto, todo depende de las personas que te acompañen en el camino. Mil enhorabuenas a Beatriz y Pedro Juan. Sed felices, siempre.

Con mucho cariño, Ana.