La boda de Débora y Gonzalo

El 17 Abril, en la iglesia de San Miguel de Sotosalbos (Segovia), Gonzalo esperaba impaciente a Débora.

Lo cierto es que muchas novias acaban agobiadas con los preparativos de su boda, aunque ese no fue el caso de Débora, que se implicó 200% en la organización de su boda. Ella disfrutó al máximo cada preparativo con la intención de que fuera, sin duda, un día especial y con las ganas, doy fe, de sorprender y agradar a sus invitados.

Debora estaba guapísima, no hay más que verla en las fotos. Llevaba un vestido ideal de Jorge Acuña y unos zapatos Magrit en color rosa clarito, casi nude. El ramo de peonías y lilas, de Alfabia, era otra maravilla.

Os pongo un par de fotos y os sigo contando…

Boda de Debora García Conde

Boda de Debora García Conde

Fue una boda íntima y con mucho encanto. Toda la personalidad de Débora estaba allí con cada invitado.

En la Iglesia se creó una magia muy especial difícil de expresar. Había hortensias y biburrum, velas por todas partes…

Expresamente para la boda se bordó en hilo el mantel del altar y se llevaron desde Madrid los reclinatorios en color ocre.

La música fue una verdadera delicia, y es que 4 músicos de cuerda acompañados por una soprano y un tenor excepcionales del Teatro Real no dejan indiferentes a nadie.

Los invitados en riguroso silencio emocionados. ¿Os podéis imaginar todo este ambiente que os describo en una iglesia pequeñita del s. XIII?

Los momentos más especiales para Débora sucedieron ahí: ver a Gonzalo que no podía parar de sonreír, su madre y su hermana guapísimas y un padre nerviosamente emocionado. El “sí quiero” fue encantador.

Boda de Debora García Conde

La boda de Debora García Conde

Boda de Debora García Conde

Después, los novios y sus invitados se trasladaron a la Casa-Esquileo de Cabanillas del Monte, donde durante el cóctel disfrutaron de un show-cooking.

Al terminar el convite (servido por Leal&Maese), los invitados descubrieron una barra exclusivamente con mojitos de sabores, una barra sólo con champán, galletas personalizadas…

La decoración de la finca corrió a cargo de Gustavo Marinaro, y se hizo muchísimo énfasis en la iluminación, adecuando la luz a cada momento. Incluso se tapizaron sofás y se colgaron lámparas de cristal que contrastaban perfectamente con las vigas de madera de los salones.

Sólo me queda mandarle todo mi cariño a los novios y desearles absolutamente toda la felicidad del mundo en el nuevo camino que emprenden juntos.

Boda de Debora García Conde

Si eres fan de La Champanera y quieres que te hagamos un reportaje de boda, solo tienes que enviar al menos 15 fotos a ana@lachampanera.es y relatar tu historia. ¡Gracias!