Me enamoré de este estilismo según se lo vi puesto a nuestra modelo Claudia Moro, así que sí o sí tenía que publicarlo hoy.

Con una cortina de flores como escenario ideado por Cerezas de Colores en uno de los patios interiores de El Antiguo Convento de Boadilla, el vestido de novia que he escogido para publicar hoy no se podía ver más bonito. El diseño era una preciosidad obra de nuestra querida Cotonnus, un 2 piezas compuesto por vestido de tirantes y un abrigo de cuello con bordado botánico con cuello mao y manga francesa. Una combinación femenina y con un punto romántica de lo más versátil para lucir tanto en una boda en el campo, en la ciudad o en la playa.

Quise darle un aire retro, y los pendientes de Bombay Sunset con una gran perla barroca natural (¡tan tendencia!) con pendiente y clip adicional para un ajuste perfecto enmarcada en oro bañado junto con la diadema doble de Mimoki con grandes flores bordadas fueron un acierto total. Para darle protagonismo a los complementos, MG Beauty y yo nos decantamos por un recogido sencillo y un maquillaje marcado, aunque no en exceso.

Los zapatos eran de Mariela Madrid con el que quise simbolizar el “y algo azul” que todas las novias deberían llevar. El diseño es una personalización de su Mariela Málaga, pero con tacón ancho de 10cm y 2cm de plataforma. En este caso, con un detalle de lazos que se puede intercambiar o quitar totalmente al gusto, con la posibilidades que da eso para adaptarlo a diferentes momentos o outfits.

Todo hay que decirlo. ¡Qué fotones tan bonitos los de AM Producciones! Como siempre, ellos nunca fallan.

Un besote gigantesco y muy feliz San Valentín.

Con cariño, Ana.

Editorial Patrocinada