En esta ocasión, “viajo” a la terriña para traeros una selección con las 5 mejores fincas de Galicia. Desde la primera a la última son espacios con historia, con un encanto especial y que están situadas en enclaves únicos y privilegiados. Y es que, sin dudarlo y si pudiera, volvería a celebrar mi boda en cada una de ellas.

El Pazo de Cea es el equilibrio perfecto entre la tradición y la modernidad. En pie desde el siglo XVI y con la calificación de Bien de Interés Cultural es, desde 2010, un lugar de referencia tras una reforma arquitectónica de vanguardia que lo hace ideal para celebrar eventos en un marco incomparable.

Sus espacios exteriores rodeados de castaños, camelios, naranjos y limoneros hacen las delicias de novios e invitados. También cuentan con dos salones para el banquete, uno en el interior del Pazo y otro más moderno y acristalado que tiene hasta un premio de arquitectura. ¡Además de mil rincones de lo más encantadores para las fotos!

Su cocina cuenta con Pepe Solla, estrella Michelin y los menús son diseñados para cada ocasión, ajustándose a las preferencias y necesidades de cada pareja y ocasión. Sin ninguna duda, la calidad y un servicio excelente son su seña de identidad.

PAZO DO TAMBRE

El Pazo do Tambre es una majestuosa casa señorial del 1898, delimitada en el sur por el río Tambre del que toma el nombre. Cuenta con tres edificaciones independientes y más de la mitad de los espacios que la componen son maravillosos jardines y lagos.

Además de con una diversidad enorme de espacios exteriores cuenta con tres espacios diferentes. El Pazo del S.XIX situado a orillas del río, con una decoración aristocrática que remonta a épocas pasadas. Casablanca, la antigua casa del capataz, situada en lo alto de la finca se distingue por su arquitectura típica gallega y cuenta con mirador propio. La Villa Los Olivos, su sugerencia para banquetes grandes, está rodeada de viejos olivos y relajantes patios interiores.

Cuentan con cocina propia y sus propuestas de menú, se adaptan tanto al banquete tradicional como al formato cóctel. Y sus profesionales os aconsejarán hasta conseguir la composición de menú que mejor os encaje, contando siempre con la mejor calidad. Contaréis con dos degustaciones previas: una para los platos y otra para los aperitivos.

En sus espacios cuentan con alojamiento para novios e invitados, concretamente con 18 habitaciones dobles.

El Pazo Señorans, ubicado en pleno corazón de las Rias Baixas, es un magnífico representante de las casas solariegas gallegas edificadas en el campo con todo el encanto y el señorío de épocas pasadas.

Preparados para la climatología tan atípica de Galicia, cuentan con espacios adaptados a cualquier tipo de evento y época del año. Numerosos y magníficos exteriores además de amplios salones en los que celebrar la ceremonia civil, realizar el banquete y donde bailar.

Cuentan además con cocina propia y su objetivo principal es ponérselo lo más fácil posible a los novios para que el gran día sus únicas preocupaciones sean disfrutar y festejar.

El Pazo Torre de Xunqueiras es un Monumento Histórico-Artístico del SXIII que conserva el nombre de sus primeros señores. Nació primero como torre-fortaleza de carácter defensivo, y posteriormente en el siglo XIV se construyó en el mismo un palacio inspirado en, gran parte, en el Renacimiento.

Entre sus espacios cuentan con una amplia y maravillosa zona exterior rodeada de olivos para ceremonia y cóctel, un salón que puede albergar hasta 300 personas y delante del mismo otra zona ajardinada donde se colocan diferentes zonas chill out para el descanso de los invitados.

Cuentan con cocina propia, el catering Chicolino Restauración, que cuenta además con otras localizaciones y se trasladan por toda España. Diseñan, en conjunto con los novios, menús totalmente personalizados para cada celebración para que este sea 100% su esencia.

Como alojamiento cuentan con una suite para los novios además de con tres habitaciones estándar para otros invitados como, por ejemplo, los padres de los novios.

La Finca Tremoedo es uno de los primeros y más bellos châteaux de Galicia. Rodeada por un mar de viñedos es, además, un referente en la Denominación de Origen Rías Baixas. Un lugar que se encuentra en un entorno natural privilegiado que suma la experiencia gastronómica propia de las tierras gallegas con una relación calidad-precio inmejorable.

Cuentan con tres espacios en los que disfrutar de una celebración única e inolvidable. El salón Granbazán que puede albergar hasta 250 comensales y que además cuenta con espacio para la fiesta de baile; el salón Ámbar que combina tradición con vanguardia y es perfecto para disfrutar de la enología y gastronomía gallega, y por último el salón Vilanova que compone un espacio moderno y luminoso.

Ofrecen su cocina propia, una cocina tradicional gallega con toques de autor con productos frescos y locales. Elaborarán para ti y para tus invitados un menú personalizado con productos de la tierra maridados con sus mejores vinos.

¡¡Espero que te ayude nuestra selección de fincas para bodas en Galicia y que encuentres tu lugar soñado!!

Un besote fuerte, Ana.

Post patrocinado