Las novias de Ensu de 2015

Los videos de Ensu tienen algo especial. Por eso todas sus historias son memorables y por eso todas las novias quieren ser novias Ensu.

Cuando escribo sobre un amigo, porque se ha casado o porque tiene una de las mejores empresas del sector nupcial, la misión de entrevistarle y publicar el resultado es sumamente ilusionante e increíblemente difícil.

Precisamente porque les conozco y me importan, yo también quiero que ellos se emocionen y suspiren conmigo, como yo lo hiciera con su boda o con su trabajo.

Sí, hoy es uno de esos días. Ensu lleva sobrevolando mis ideas varias semanas y he intentado encontrar la fórmula perfecta para describir su trabajo sin perder de vista cuánto les valoro y sin poder olvidar ni obviar que ellos fueron mis primeros amigos “wedding“. Nada fácil.

Decidí unánimemente descartar el formato pregunta/respuesta con el que no me siento nada identificada. En la línea de todos sus vídeos de boda, he preferido escribir algo personal basado en mi propia experiencia para acabar confesando que yo también quiero ser una novia Ensu.

Te haces una idea del tipo de marca que representan sus alma mater, Guille y Marta, cuando te enteras que el nombre de Ensu proviene de “En su nombre” y que es un pequeño homenaje a la madre de él, la semilla de esta historia que te cuentan de una manera sencilla, delicada y humana en la primera pestaña de su web. Os lo dije, enganchan.

Te haces otra idea cuando te cuentan que han hecho un pequeño vídeo resumen para agradecer a sus novias de 2015 la confianza y la ilusión que depositaron en ellos el día más especial de sus vidas. Para enorgullecerse de haber podido formar parte de él.

Y terminas de formar tu opinión sobre ellos cuando ves el vídeo y te detienes en todos los detalles y en todas las letras. Descubres que no importa qué tipo de novia sean, ellas también quieren ser Ensu.

Un besote y todo mi cariño, Ana.