Mi experiencia de viaje a Cuba con B the travel brand

Lo prometido es deuda y, por eso, en este post encontraréis un resumen de mi viaje a Cuba con B the travel brand & Catai, así como un montón de tips para que los apliquéis en vuestro propio viaje. ¡Empezamos!

Como habéis podido ver a lo largo de 2019, he sido con mucho orgullo embajadora de B the travel brand & Catai y os he descubierto a través del blog y de Instagram un mogollón de destinos así como un millón de razones para confiarles a ellos vuestra luna de miel. Pero antes de dar por finalizada la embajada, tenía que vivir en primera persona uno de sus viajes.

De entre los destinos que me propusieron, me decanté por Cuba. Un país que desde hacía años tenía interés en visitar y que, dada la época del año y el cansancio acumulado de este año tan intenso a nivel personal y profesional, me pareció perfecto.

Así, el 15 de diciembre a las 10:30 de la mañana estábamos ya en Barajas soñando con los 9 días siguientes de disfrute y desconexión.

Volamos, tanto a la ida como la vuelta, en Evelop. Una compañía aérea española con una tripulación de cabina encantadora y un servicio de 10. Incluida la comida, en serio.

Nos alojamos en el Hotel Meliá Cohiba, frente al Malecón, y ya en nuestro primer día después del desayuno, B the travel brand & Catai nos tenía preparado una ruta con guía por la Habana Vieja. Gracias a ella descubrimos su historia, muchos secretos y algunos espacios con encanto como Havana 1971 (perfumería en la que realizan colonias personalizadas) o La Casa del Café (el mejor sitio de La Habana para comprar puros y café al mejor precio).

Hicimos también una parada -casi obligatoria por su historia- en la Bodeguita del Medio aunque, he de reconocer, que parte de su encanto se ha ido al traste por las pintadas y grafitis sin sentido de miles de turistas.

Al terminar el recorrido, ya por nuestra cuenta, nos alquilamos un convertible americano para apreciar la arquitectura de la ciudad -que es de película- y llegar hasta el bosque de La Habana. Es una turistada de serie, pero en mi opinión de las que merecen la pena.

Clara Laguna, periodista de Traveller a la que le agradezco el millón de recomendaciones para el viaje, me recomendó Rita y Champagne, en el distrito de Kohly. Comida de calidad con aires cubanos, a buen precio en un espacio con encanto colonial. Perfecto.

Después de la comida regresamos al centro de la ciudad y nos recorrimos toda la zona del Capitolio que, atardeciendo, nos dejó unas instantáneas increíbles.

Volvimos al hotel con la intención de cambiarnos y salir a cenar, pero entre la caminata y el viaje en sí, ya no podíamos con los huesos. Cenamos en la gloria en el restaurante de la piscina del hotel.

En nuestro segundo día, nos calzamos unas converse y nos fuimos caminando desde el hotel hasta la Universidad. Os la enseñé en directo en stories porque nunca en mi vida había visto una cosa parecida. ¡Parecía una escena de Jumanji! Merece la pena pararse, subir sus interminables escaleras, pasear por el campus y adentrarse en sus edificios como un estudiante más.

Desde allí nos fuimos andando hasta el Hotel Nacional para tomarnos una cerveza Cristal (a Gonzalo le gustó más Bucanero) en su terraza con vistas al mar.

Gracias a las recomendaciones que @invitadaslowcost tiene publicadas en su perfil, descubrí Michifú. Y hasta allí fuimos de nuevo caminando por la calle Neptuno.

Terminamos el día en la zona del capitolio, concretamente en Floridita con el que está considerado “el mejor daiquiri del mundo” en la mano.

Volvimos a quedarnos en el hotel para cenar, así que el miércoles madrugamos para disfrutar con calma del desayuno del hotel ya que B the travel brand & Catai nos tenía preparada una excursión al valle de Viñales.

La primera parada fue en el Mural de la Prehistoria que, aunque al resto de compañeros de viaje les gustó, lo cierto es que a Gon y a mi no nos fascinó.

Donde sí disfrutamos fue en la Granja Orgánica de Tabaco Macondo. Allí nos enseñaron el proceso de planta, secado, recogida y torcida de un puro Montecristo IV. Aún podéis verlo en destacados de Instagram “Cuba – Bttb”.

En la granja de al lado también vimos una producción de café y de miel mil flores. Todo muy sencillo y bastante auténtico.

Antes de volver terminamos el día en la Cueva del Indio. El río que la cruza tiene 4-6 metros de profundidad y, aunque no pudimos externos allí por la gota fría que había empezado a caer en Cuba, la verdad es que me pareció una actividad diferente y muy entretenida.

En el bus de regreso fui todo el camino hablando con Michel, el guía que era encantador, así que si tenéis oportunidad pedid que sea él vuestro guía de Cubatur en La Habana.

Teníamos intención y reserva en La Guarida para cenar, pero esta vez no fue el cansancio sino el temporal el que nos impidió salir del hotel.

A pesar del temporal y que no teníamos muchas esperanzas de que pudiera escampar los siguientes días, nos fuimos ilusionados hasta Varadero. Teníamos reserva por 3 noches en el Meliá Internacional Varadero, un majestuoso 5 estrellas de diseño vanguardista ubicado en la mejor zona de Varadero inaugurado a principios de 2019.

la-champanera-blog-mi-viaje-a-cuba-bttb7

la-champanera-blog-mi-viaje-a-cuba-bttb8

A pesar de que no llegamos a catar la piscina, disfrutamos de sus diferentes espacios y tuvimos la oportunidad de conocer al equipo español que dirige el hotel, como al chef bilbaíno Aitor Águila. 18 restaurantes, 15 bares, 1 heladería… la verdad es que no tuvimos tiempo para aburrimos. Nos gustó particularmente el restaurante japonés “Sasa” y el espectáculo gastronómico tipo teppanyaki.

Cuando vinieron a recogernos, ya no nos importaba que no hiciera sol. Estamos  en la gloria descubriendo y disfrutando el exclusivo servicio The Level (Servicio adults only de alto nivel con estilo Meliá) por cortesía del propio hotel.

¡Mil gracias a B the travel brand Experience por organizarnos todo el viaje con las actividades y haber tenido la suerte de vivir la experiencia!

No quiero terminar este mail sin reiterar mi agradecimiento a Clara Laguna @clara_laguna, a Yusel @ma_vie_en_rose87 (una seguidora cubana super cariñosa que me mandó un mogollón de recomendaciones) y a todos los que me mandasteis vuestras sugerencias cuando os las pedí vía preguntas y respuestas a través de Instagram. ¡Sin vosotros el viaje no hubiera sido lo mismo!.

#viajarempiezaconb

Un beso, Ana.