Hoy os traigo al blog no una sino dos opciones de camisones de Diseño 2 Lencería. Os pueden venir de perlas para los preparativos del día B o simplemente para el día a día.

Diseño 2 Lencería fue creada por Esther Alonso, antigua modelo de Balenciaga. A partir de sus años de experiencia con este diseñador, le entró el gusanillo del diseño de moda y creó la primera bata de punto artesanal en el sector textil.

De retratar ambos conjuntos se encargó Alicia Nacenta, que con su buen ojo nos ha dejado estas fotos tan bonitas que aquí veis. El escenario, Las Tenadas, espacio que nos encanta por sus muchos rincones y que es idóneo para cualquier evento.

La primera opción que os traigo, clásica pero muy elegante, son bata y camisón Camelia Rosa. Un conjunto que es ideal para mujeres románticas y dulces y que es, como veis, de lo más favorecedor. La combinación del encaje blanco con el rosa champán es sencillamente preciosa y muy apropiada para los momentos preboda.

La segunda opción que os propongo es un conjunto de bata y camisón estampado. Más alegre y diferente pero igualmente súper favorecedor. Su estampado de flores azuladas y rosáceas con follaje verde y su cinturón en terciopelo verde no me pueden gustar más. Dan ganas hasta de salir con él a la calle ¿a que sí?

Ambos pendientes que acompañan los conjuntos son de Clem Complementos. Para el conjunto rosa champán utilizamos unos románticos pendientes rosas y dorados. Para la opción estampada, unos pendientes de hojas doradas, muy ligeros e idóneos para complementar el conjunto floral.

De peinado y maquillaje se encargó Yael Make Up. Optó por realizarle a Irene Gómez un peinado muy juvenil para despejar la cara, que consistía en una pequeña trenza realizada con dos mechos de pelo y rematada con un lazo de terciopelo fino que cambiamos en función del camisón que acompañaba. El maquillaje en consonancia: luminoso, fresquito, sencillo y juvenil. Un toque final de diez.

¿Cuál de estas dos opciones va más con vuestro estilo? Yo soy incapaz de decidir, me quedó con los dos sin dudarlo.

Un besote, Ana.