Cuando nos invitan a una boda, el regalo suele ser un quebradero de cabeza. Los hay que prefieren zanjar el asunto a golpe de click mediante una transferencia, pero conseguir la cuenta corriente en cuestión puede ser un asunto incómodo y poco protocolario, además de convertir el regalo en un gesto muy poco personal.

Una vez superado ese dilema, la cuestión continúa con el propio regalo en sí. Menos mal que en QeChic hay opciones para todos los gustos, seas el invitado que seas.

  • Si eres hermano del novio/a

Cabe esperar que un hermano no solo sea generoso en un día tan importante sino que encuentre una pieza especial que destaque sobre las demás. Por eso suele ser bastante habitual regalar algo para decorar la casa de los recién casados, para que siempre esté presente y les acompañe a lo largo de su vida. A mí, la verdad, no me hubiera importado nada que me hubieran regalado esta cómoda de madera y rejilla:

  • Si eres familiar de los novios

Esta alfombra rectangular con estilo contemporáneo en tonos claros me parece una maravilla. Una alfombra que además de ser funcional es decorativa. Aporta un toque cálido a la estancia donde la ubiques, aportando color y textura. Una alfombra se puede convertir en la gran protagonista de un espacio, por ejemplo para recibir a tu familia a la entrada de casa consiguiendo el toque acogedor perfecto. 

  • Si eres testigo en la boda

Merece la pena juntarse unos cuantos testigos y regalar una (o un juego de 2) pieza de diseño que les dé un toque especial, único y original al salón como este sillón de terciopelo estampado de lo más especial.

  • Si eres amigo, pero no testigo

Acertar con el regalo de boda requiere un poco de interés, pero con estas lámparas de pie con cristal en cobre rosado o en oro equivocarse es muy complicado. ¿No os parecen ideales?

  • Si eres compañero de trabajo

Si algo une a dos compañeros de trabajo son las conversaciones y confidencias al lado de la máquina de café. Por eso esta cafetera de SMEG es un regalo muy ad hoc y además, ¡de lo más molón!

  • Si los novios no fueron generosos contigo en tu boda

No es lo habitual, pero hay veces que como novios nos llevamos alguna que otra “sorpresa”. Si no quieres excederte en el regalo y ceñirte al guión, este juego de menaje de mesa es una buenísima opción:

Y si no puedes ir a la boda

Si no puedes ir a la boda, ¡también hay que regalar! Con cualquiera de estas láminas decorativas, ¡acertarás!

Pero si no les gusta, lo bueno es que en QeChic hay TANTO  de TODO, ¡que podrán cambiarlo por cualquier otra cosa!

Un besote, Ana

Publirreportaje

Foto de portada: Light Of Feathers