No sabéis las ganas que tenía de contaros que hoy me estreno como la nueva embajadora de Germaine de Capuccini. Hacerlo además en una fecha tan especial como esta, Día Mundial Contra el Cáncer de Mama, me hace especial ilusión.

Ya sabéis que no me prodigo en colaboraciones y que escojo con sumo mimo las marcas que represento y que, por ende, os recomiendo. De Germaine de Capuccini ya me habéis oído hablar muchas veces y siempre que me han preguntado a través de mi perfil o en entrevistas para otros medios, siempre me he presentado como una usuaria incondicional de la marca y sus diferentes lanzamientos. Así que os podéis imaginar que estoy especialmente entusiasmada con esta colaboración.

Mi primer producto de Germaine de Capuccini me lo compré en 2008 en una peluquería Madrigal de la Calle Serrano que estaba al lado de las oficinas de Morgan Stanley en las que yo trabajaba y donde yo me hice mis primeros tratamientos de belleza. Y ya, para que terminéis de alucinar con mi memoria (mi madre sigue diciéndome que debería haber opositado) me compré una crema hidratante con vitamina C.

Pero, a pesar de que esta introducción me parece pertinente, vuelvo al tema principal de hoy que es la lucha contra el cáncer de mama y la recaudación de fondos para la investigación contra el mismo y la nueva campaña que Germaine de Capuccini lanza con el objetivo de concienciar y divulgar sobre la importancia de investigar y prevenir acerca del cáncer de mama, de la mano de AECC donando 2€ por la venta de su revolucionario sérum antiedad Repair Night Progress edición especial por la lucha contra el cáncer de mama.

Este año Germaine de Capuccini da un paso más y durante el mes de octubre se viste de rosa, creando una edición especial de su mejor sérum: Repair Night Progress de la línea Timexpert SRNS. Un revolucionario Sérum Antiedad cuya fórmula incorpora un potente activo, Glyco 8-Power, capaz de multiplicar por 8 el poder de absorción de los 22 ingredientes que contiene el producto, dando como resultado, una piel luminosa, protegida y detoxificada. En el interior de la caja se encuentra una pulsera solidaria personalizada con el logo y el lazo de la campaña.

En Germaine de Capuccini, la marca preferida de los profesionales de la estética, hay una cultura social desde que se fundó la firma en 1964. Siempre se ha involucrado en proyectos sociales. Su compromiso con la mujer es innato e inherente a la filosofía de la marca. Carmen Vidal, fundadora de Germaine de Capuccini, realizó una enorme labor social ofreciendo a la mujer española de los años 60 una formación y un oficio, el de esteticista. Ese compromiso se trasladó a todo el mundo a través de una red de socios y distribuidores que compartían su misma visión. Hoy, décadas después, siguen ofreciendo a la profesional todas las herramientas y formación para elevar la profesión de esteticista a la máxima potencia como vía de realización profesional y personal.

¡Estoy deseando contaros más!

Un abrazo, Ana G-Gayoso.
Publirreportaje