Solo el que ha echado raíces o el que comprende el valor del origen, es