Si algo me divierte de los editoriales es tratar de buscar combinaciones poco predecibles, tanto