Ya sabéis que las bodas están repletas de momentazos, memorables para algunos o francamente insufribles