Un café con María Salazar

Hoy en el blog desayunamos mano a mano con María Salazar y nos sumergimos en su universo. Cuál es la sorpresa al descubrir que no solo hay flores.

Retomando el formato “un café con….”, el desayuno con María Salazar se estaba haciendo de rogar. Con el mes de las flores a la vuelta de la esquina y la primavera anunciándose en cada estornudo, la ocasión la pintaban calva.

Yo ya lo sé, pero vosotros teníais que saberlo. preguntarle por sus comienzos era casi obligado. “Algo aleatorio, casi sin querer” mee responde. Tras la celebración de su boda se percató de que el universo de las bodas le estaba interesando más allá de su proyecto personal y comenzó a tantear el terreno.

Aprovechó su formación en escaparatismo, estilismo y atrezzo de cine para realizar algunos diseños. Por esa época trabajaba como actriz y estilista y tras una fuerte crisis de repente le surgió la oportunidad de llevar a cabo un curso de flores. Así nació María Salazar Flores y Emociones.

la-champanera-blog-de-bodas-25

Y no hubiera sido posible encaminar mejor su trayectoria profesional, con esa sensibilidad especial para la comprensión del color, de los elementos, del arte y del espacio que la hace en muchas ocasiones indiscutiblemente única. Ese don de concebir el estilismo floral como una sola pieza y lograr un equilibrio natural aparentemente espontáneo pero perfectamente estudiado.

Para conseguirlo María y su equipo, realizan un estudio pormenorizado de todos los componentes y de este modo diseñan el arte floral idóneo para dicho proyecto.

la-champanera-blog-de-bodas-8

la-champanera-blog-de-bodas-27

Su valor añadido es la capacidad de aunar diseño, creatividad y arte en cada trabajo en el que se embarcan, sin importar el tamaño. Sin replicar jamás un evento anterior. Hay una premisa clara: cada proyecto es único. Porque María Salazar es eso, todo creatividad y pasión.

En el caso de las bodas, se reúnen con la novia y tras largas charlas consiguen realizar un análisis de su personalidad y estilo y, a partir de ahí, elaboran la propuesta floral que define flor a flor la composición, caída y conjunto.

la-champanera-blog-de-bodas-15

la-champanera-blog-de-bodas-26

No me podía quedar con las ganas de que María me confesase cuál es su flor preferida, aquella con la que se siente identificada. Una pregunta con truco, con chicha que diríamos las dos. A pesar de que “una rosa es una rosa”, ella que le pone infinito entusiasmo a todo lo que hace siempre piensa que la flor utilizada en ese proyecto es la mejor. Me lo creo a pies juntillas.

la-champanera-blog-de-bodas-24

la-champanera-blog-de-bodas-14

la-champanera-blog-de-bodas-7

¡Mil enhorabuenas María!

Un besote, Ana.