Un día de campo en Finca Aldeallana

Llevaba tiempo queriendo conocer Finca Aldeallana y todas las posibilidades de sus espacios para bodas. Tenía expectativas, pero las superaron todas.

Finca Aldeallana se encuentra a escasos 45 minutos de Madrid en la provincia de Segovia, ese término medio perfecto que permite estar en el campo sin tener que hacer un viaje eterno que suponga llegar a destino agotado. Sí, campo, campo. Que para el asfalto, asfalto, ya está Madrid. Yo me entiendo.

Recibí la convocatoria de su Garden Party al más puro estilo british y no me lo pensé un segundo. Un motivo, una excusa, un absoluto.

Con todo lo que yo he apoyado desde el blog la celebración de bodas en invierno, tenía que ver en persona el espacio que Rocío Ureta Saorín, de la mano de la decoradora Isabel López Quesada, había habilitado con gusto exquisito para la última y la primera época de año. Pasen y vean.

Elena Bau-Aldeallana-52

Elena Bau-Aldeallana-1

Elena Bau-Aldeallana-29

Elena Bau-Aldeallana-2

Y después de la prospección, sin salir aún del asombro en el que me encontraba yo encantada por no haber dado con ningún “pero…”, comenzaron los juegos en el jardín.

Elena Bau-Aldeallana-32

Elena Bau-Aldeallana-124

Elena Bau-Aldeallana-98

Y como sentido del humor no me falta, para la ocasión escogí un jersey de chico de H&M, en modo corporativa. Unos tenis de Veja para Carlo Boutique, unos vaqueros de zara, una sahariana de French Connection y mis gafas favoritas de Navarro Óptico complementaron mi look informal.

Elena Bau-Aldeallana-108

Elena Bau-Aldeallana-133

Elena Bau-Aldeallana-134

Elena Bau-Aldeallana-132

Cada detalle, por ínfimo que fuera, estaba cuidado con todo el cariño y la dedicación que Finca Aldeallana pone en cada uno de sus eventos. Las flores de Victoria Cubo, el catering de Ciboulette, las tartas de Fairy Cakes, el musicón de Dántote Ritmo… todo un 10.

Elena Bau-Aldeallana-78

Elena Bau-Aldeallana-61

Después de la comida, nos juntamos todas y comenzó la cháchara, la risa de la buena. No había nada que celebrar, bastante grande ya era que nos habíamos reunido y que tanto el lugar como la organización había sido un lujo.

Y con nosotras estaba mi adorada Elena Bau, de quien son todas estas maravillosas fotografías. Nos lo pasamos en grande, de eso no hay duda. Lo digo siempre, la vida son dos días.

Elena Bau-Aldeallana-139

Elena Bau-Aldeallana-141

Elena Bau-Aldeallana-142

#PasionPorAldeallana, ese era su hashtag. Dieron en la diana.

Un besote, Ana.