Un poco sobre mí

Soy blogger vocacional. Me encanta todo lo que este blog implica y no podría ya vivir sin esta web. Es parte de mí tanto como yo soy parte de él.

Siempre he defendido la diferencia entre un blog y un artículo tipo noticia, la diferencia de este tipo de periodismo del más tradicional.

Uno de los factores clave que marca la separación de uno y otro es el personal, pues una noticia portada de cualquier periódico impreso o digital ha de ceñirse a los datos, a una objetividad (en principio) incuestionable.

Sin embargo, La Champanera no puede ser más subjetiva. Hablo de lo que me gusta, entrevisto a quien admiro y recomiendo a los profesionales que yo misma contraría a nivel personal. Invitarte, Elena Bau, Bourguignon, Mundo Expedición, Wedding Passion… son solo un ejemplo.

Y es que La Champanera soy yo. Y yo soy así.

Me he llevado mis decepciones, unas más dolorosas que otras (como todo el mundo me imagino), pero sigo creyendo en el amor. Creo que es posible pasar la vida entera al lado de una persona y hacerlo de una forma maravillosamente feliz.

Si no lo pensase no sería capaz de escribir este blog y si no lo creyera, tampoco hubiera publicado el post de 11 razones para enamorarse, a pesar de todo.

Foto: Couche Photo

Yo adoro a mis hermanas y a mis amigos, porque sí y porque están en las buenas y las malas. No me puedo quejar, para mí son los mejores. Estas Navidades, Carolina, una de mis mejores amigas, mandó al chat de las amigas del colegio (han pasado muchas cosas y muchos años desde que nos conocemos) un artículo que me emocionó leer: Lo que nunca me contaron: Por ellas.

339172aa12d495d3b8550a3e82f5894c

“Por las que se conocen mis gestos mejor que el abecedario y saben lo que estoy pensando sólo con mirarme 10 segundos. Brindar por las que no se cansan nunca de escuchar. A veces la misma historia una y otra vez, pero no, no se cansan de escuchar cuando lo único que necesito es no parar de hablar.” Pues eso.

3262

Presumo de mis particularidades y mis manías, pues son las cosas que me diferencian del resto. Son mis pequeñas características las que me hacen única e irrepetible, me hacen gracia, jamás las oculto.

Soy muy mala enferma, los bichos me ponen extremadamente nerviosa, los garajes y los trasteros me dan miedo, por muy largo que tenga el pelo siempre me parece corto y adoro reírme de mí misma, cosa que a veces la gente no entiende. Ya lo sabéis.

7

Porque otra cosa no, pero sentido del humor no me falta. He aprendido con los años, con la vida, a reírme de todo. Y cuanto menos me importa lo que piensen los demás, más feliz me siento. Y cuanto más feliz me siento, más se me ven los dientes.

46

Yo no lo sabía, pero hace algún tiempo me di cuenta que en el fondo soy una entusiasta y una optimista por naturaleza. Siempre tengo ganas de comerme el mundo, nunca tengo duda que lo mejor está por llegar.

113

Me vuelven loca las fotos en blanco y negro y las novias con algo diferente, por eso muchas de las fotografías que cuelgo en mi cuenta de instagram tienen este tipo de acabado y por eso hoy, en homenaje a mí misma, que hago pocas cosas al azar, en este post no encontrarás más color que blanco, gris y negro. Menos siempre fue más.

9

Hay mil detalles más que podría contaros. Conozcámonos poco a poco, no hay prisa, tenemos toda la vida. Gracias a todos, un beso, con todo mi cariño, Ana.

Algunos post que me han salido del alma, que son “muy yo”:
Abrázame, abrázame mucho
La mejor carta de San Pablo
No te enamores de una mujer así
Si bailase contigo