Tenía este lookazo reservado como un as en la manga porque el rollazo que desprende no se puede describir con palabras.

Y es que este diseño de Teresa Patiño es perfecto para las novias que entienden la moda, que valoran el trabajo artesanal y que comprenden lo que significa llevar un vestido a la medida con tejidos de calidad y 100% Alta Costura.

Un 2 piezas en tono vainilla de aire retro compuesto por falda de tubo y una espectacular y entallada americana a la que no le falta detalle.

Para el ramo, Virginia Florista diseñó expresamente este ramo de novia circular, orgánico, en el que se utilizó una combinación de flores naturales con otras secas consiguiendo un efecto acorde con el vestido. Se usaron peonías blancas, scabiosa, espigas, plumas, ruscus, mezcladas llegando a conseguir un efecto más elegante.

Los zapatos de Loov Shoes también tenían ese punto vintage con tacón ancho de media altura. Se trata en concreto del modelo Atenea, con punta con cintas cruzadas y la correa que sube por el empeine para estilizar al máximo. Los laterales abiertos hacen de este modelo una apuesta ganadora para cualquier estación del año. Y qué bien le quedaban a esta novia retro.

Jugando con los botones nacarados del vestido, añadimos a los complementos un anillo dorado de Lavani Jewels con un lacado blanco también de estilo nácar. ¡Conjuntaba de maravilla!

Del maquillaje y la peluquería se encargó MG Beauty. Y un look así nos pedía a gritos un labio marcado con fuerza, potente y de gran personalidad, ¡como el estilismo en sí! La verdad es que Marta y su equipo, no solo saben de peluquería y maquillaje, sino que también entienden de moda y saben conjugar su trabajo a la perfección con el resto de elementos.

Pensamos en poner un tocado que teníamos reservado para este estilismo, pero una vez que vestimos a Teresa Úbeda -nuestra modelo- descartamos la opción del tocado y le colocamos unos pendientes impresionantes de De La Riva Complementos.

Las fotos, un pasote de Ocho Veinticuatro en el invernadero de La Finca de San Antonio. Un espacio con mucha personalidad y perfecto para esta novia retro.

¡Pronto más editoriales tan bonitos como este!

Un besote, Ana.