¡Nuevo estilismo de novia que estaba deseando enseñaros! En los Lavaderos de Rojas como escenario y con el equipazo de AM Producciones como fotografía os traigo esta nueva novia.

Este diseño de Raquel de las Cuevas está inspirado en un vestido de princesa buscando un punto poco convencional. La diseñadora lo tenía claro quería resaltar la cintura pero sin perder la comodidad, que se pudiera bailar con él sin perder la esencia romántica y elegante.

Está confeccionado con un delicado tul de seda con topitos en nude, cinta en la cintura en terciopelo y drapeado central. La falda a capas que aporta ese movimiento tan particular y sus mangas globo de quita y pon que permiten transformar el vestido según se busque algo más romántico o más cañero.

Esta novia romántica pero diferente nos pedía unos complementos arriesgados y vistosos. Por eso, escogimos estos pendientes de Clem Complementos que le venían como anillo al dedo.

Marta de Mg Beauty se inspiró en el dorado de los pendientes para el beauty look. Con una de las paletas más buscadas del momento, la paleta Master Metals Eye Shadow del gran Mario Dedivanovic, realizó esta fantasía metalizada que nos parece lo más. Para rematar optó por unos labios en chocolate y unas ondas sueltas que dejaron a nuestra modelo, María Sanromá, de lo más guapa y cañera.

Los zapatos de terciopelo en rosa colorete, acabados en punta y con tacón de textura dorada son de Mariela Madrid, marca que nos encanta porque además de ser artesana y bonita todos sus zapatos son comodísimos.

Ojo también a los detalles de la escalera que Ana de Cerezas de Colores que arriba os enseño en pequeños retazos. Están inspirados en una mesa que ella misma realizó para este mismo shooting y que estoy deseando enseñaros. ¡Muy pronto os la descubriré!

Espero que os haya sorprendido esta novia romántica con un puntito cañero.

Un besote, Ana.

Editorial patrocinada.